Hace mucho mucho tiempo...


Hace mucho mucho tiempo.. en un lugar lejano..

Existía una raza de seres muy particulares que se auto llamaban los Ankur.

Eran muy especiales por su longevidad y por su facilidad para conectar con todo lo natural, como las plantas y los animales, pero aparte de eso eran criaturas muy pacíficas cuyo único objetivo era aprender de su propio entorno.

 

Un dia los Ankur conocieron a las sociedades originarias de lo que hoy llamamos América y decidieron contactar con ellos. Desde entonces los hombres los llamaban los Exploradores… y así vivieron en paz...

 

Hasta que un día con la llegada del los hombres del océano todo cambiaría.

Estos hombres guiados por un símbolo de 4 puntas llegaron con el deseo de apoderarse de todo. Sometieron a los pueblos nativos obligándolos a asumir sus propias creencias.

 

Lo que antes eran dos sociedades que se apoyaban una a otra pasó a ser una leyenda y posteriormente pasó al olvido y los exploradores dejaron de existir en la memoria de los hombres…

 


Los siglos pasaron hasta que un día un valiente explorador llamado Sargón sintió que era el momento de volver a conectar con los hombres. Se encontró en una época donde la humanidad había olvidado por completo su conexión con la naturaleza. Sargón decidió volver a las tierra de los hombres.

 

En unos antiguos manuscritos de una sociedad ya extinguida hablaban sobre unas aves muy particulares, con una capacidad de camuflaje increíble. Sargón se puso en marcha para encontrarlas y después de años de búsqueda por fin dió con ellas.. pero estas eran las 2 últimas aves de toda su especie.

 

Armado de valor y con una fuerte decisión Sargón El Explorador comenzó su viaje!

 

En el pasado cuando los exploradores llegaban a un pueblo traían consigo una hermosa flor en la mano. Si alguien decidía coger la flor  significaba que los hombres les permitían entrar en su pueblo y en sus casas… y vosotros ¿permitiríais entrar a este explorador ?

 


DONKOR Y NEB

 

Durante años el explorador buscó a estas aves... pero ¿por qué?

Son muy especiales según la civilización que los describió. Estas aves tienen algo muy particular, su plumaje está hecho de hojas como las de los árboles que les hacía casi invisibles. Pero lo más importante era que para estas personas estas aves eran sagradas y verlas era todo un desafío.

Ellos decían que si lograbas tener una sola pluma se consideraba símbolo de buena fortuna  y ver a una con vida era toda una bendición.

 

Así fué como después de mucho esfuerzo Sargón dió con ellas pero tristemente eran las últimas de su especie. Su ambiente natural fué practicante destruido y esto no les permitió prosperar. Rápidamente el explorador conectó con ellas y se hicieron amigos y las invitó en su gran viaje de recorrer el mundo.

 

Las llamó Donkor y Neb y han venido hasta aquí por una razón muy especial. Síguenos para que puedas ver porqué...

 

LOS ANIMALES 

 

•   Los insectos y todas las formas de vida que comparten este planeta tienen una función de importancia que las hace únicas.

•   Por ejemplo, los perros, en verdad no son solo mascotas. Ellos y los hombres viven  en una simbiosis.

•   Los animales pueden sentir cosas que los hombres no perciven y los hombres entienden cosas que los animales no comprenden y de esta forma juntos se complementan.

•   No vivimos en un mundo que es solo nuestro, vivimos en un mundo que compartimos con todas las otras formas de vida dependiendo unas de las otras.

•   Síguenos! Tenemos algo muy importante que contarles.


•   Los extintos son aquellos que una vez existieron pero que hoy ya solo son recuerdos de algo que ya no vive.

•   Los hombres tienen el don con mas responsabilidad, su inteligencia
.

•  

•   Donkor, Neb y yo estamos muy felices de que nos hayais permitido entrar en vuestra ciudad y nos hemos dado cuenta de que todo es muy distinto a como pensábamos que sería.

•   Neb ha tenido un bebé pero confiamos en que vosotros lo podeis cuidar.  Nosotros tenemos que continuar nuestro viaje por el mundo, al reecuentro de nuevos pueblos y nuevos amigos. Creemos que las nuevas generaciones estáis preparadas para asumir esta responsabilidadad de cuidar al bebé de Donkor y Neb y ayudarnos a que estos animales nunca vuelvan a ser llamados EXTINTOS.

 

Sargón regala el huevo al público.